Que espera nuestro cliente? Que esperamos del cliente?

Finques Bou es una empresa familiar que se dedica a la venta, alquiler y administración de inmuebles y fincas, y nuestro reto es poder estar a la altura de los deseos de nuestros clientes. Este es también el deseo de muchos compañeros que son propietarios de empresas pequeñas o familiares que tienen vicios adquiridos y que necesitan entrar en la revolución digital en la que nos encontramos y que está pasando por encima de todo aquel que no la acepte y se suba al carro.

Para mantenernos en este carro trabajamos con unos criterios empresariales que nos obligan a ser transparentes y honestos con nosotros mismos y con nuestros clientes. Demostrando no solo nuestra profesionalidad si no también nuestro interés en ser su mejor aliado en la venta o la compra de un inmueble.

¿Porque no vendemos todo lo que nos gustaría?, ¿Porque el cliente no nos es fiel? Son realmente sencillas las respuestas. Lo que es difícil es decirlas en voz alta, aceptarlas y hacer algo al respecto.

Hemos de dejar de pensar en que somos el ombligo del mundo y que hacemos siempre todo estupendamente, que el cliente no se entera, que no nos escucha y que no nos hace caso. El error está en pensar que el cliente ha de hacer lo que queremos. No, nosotros estamos a su servicio y por tanto es nuestro problema estar a la altura de sus expectativas y si a pesar de hacer lo que buenamente podamos no las cumplimos, quiere decir que no es un cliente para nosotros y por tanto hemos de tener la humildad y honestidad suficiente para agradecerle su confianza y dirigirlo a un compañero/colaborador que pueda satisfacerlo. Hemos de aprender a decir NO.

Este NO, no sólo se lo diremos a aquel cliente al que no podamos satisfacer por no tener los requisitos necesarios. También se lo hemos de decir al que no esté dispuesto a ser asesorado, a reconocer nuestra valía profesional y por tanto a respetar nuestra opinión. No podremos trabajar con un cliente que nos organice el trabajo en la venta de su vivienda. Le diremos que NO y muchas gracias.

Hemos de aprender a ser los primeros en aceptar el prestigio que nos corresponde como profesionales, pero eso también nos obliga a estar en constante aprendizaje. Los médicos, los abogados, los arquitectos, etc…. Son profesionales como nosotros y están siempre obligados a estar a la última en cuanto a tendencias, descubrimientos, leyes, tratamientos…. Y más hoy en día en que la información está al alcance de cualquiera con WIKIPEDIA. Los clientes ya no se conforman con ir despacho de un profesional para que les solucionen un problema, ahora lo discuten todo y hemos de estar lo suficientemente preparados para poder rebatir o contestar a sus preguntas.

Para ello podemos contar con profesionales con los que colaborar de modo que si nosotros no tenemos la información para dar las respuestas adecuadas, sean ellos los que satisfagan las dudas de nuestro cliente, en fin, dar cobertura a sus necesidades consiguiendo fidelizarlo como cliente.

Mari Carmen Subirats


Directora de marketing y comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies