Cómo se debe de limpiar una oficina

La tarea de limpiar una oficina es una de las cosas que más a rajatabla se ha de llevar en un negocio. Puede que seamos muy ordenados de forma individual, pero no todos los empleados presentan el mismo nivel de pulcritud y una oficina, no deja de ser un contenedor donde muchas personas comparten un espacio cerrado, lo que suele provocar muchas veces contagios de resfriados, o ataques de tos si el sitio no está debidamente limpio.

Una oficina grande, con más de 20 personas, debería limpiarse a diario, aunque para tamaños menores se puede dejar en 2 veces por semana laboral (5 días).

No solo se trata de pasar la fregona por el suelo, sino que hay que limpiar los ordenadores, evitar que se acumule suciedad y polvo en las esquinas que después no pase a los equipos informáticos y además se deben de limpiar otros elementos donde se acumulan muchos gérmenes y suciedad: los teclados de los ordenadores.

Además hay que limpiar elementos que muchas personas tocan todos los días, como los pomos de las puertas, los grifos de los baños o determinados muebles a los que toda la oficina tiene acceso.

Con respecto a los objetos decorativos, las cortinas, etc, se pueden lavar una vez al mes, y el suelo debe de pulirse cada seis.

Lo importante a la hora de realizar esta labor, es que además de contratar a una empresa específica que hace esta función, debemos de concienciar a nuestros empleados a que hagan una labor por el bien de todos, como no dejar restos orgánicos en sitios abiertos como una papelera, o que cuando se caiga algo al suelo, debemos de recogerlo y no dejarlo ahí ya que con casi total seguridad acabará en un rincón acumulando más polvo.

Con respecto a los productos de limpieza, cada profesional tiene su propia selección, aunque cada vez más dueños de negocio se decantan por productos orgánicos que no generen residuo medioambiental, y otros sin embargo prefieren productos “de toda la vida” y que saben que no fallan.

Independientemente de cuál sea la opción que elijas, lo mejor que puedes hacer es contratar una empresa que se ocupe esta labor, y así descuidarte de esta pesada gestión casi diaria.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies