Dónde vivir mientras estudias, Finques Bou Alquiler de viviendas.

¿Vas a salir de casa para estudiar? ¿Tienes claro donde vivirás?

Dónde vivir mientras estudias, Finques Bou Alquiler de viviendas.

¿Vas a salir de casa para estudiar? ¿Tienes claro dónde vivir mientras estudias? Para decidirte nada mejor que analizar los pros y contras de cada opción, pero para ello, lo primero es conocer los diferentes tipos de alojamiento para estudiantes. Aunque la variedad de tipos y estilos de alojamiento es grande, en general todos ellos pueden clasificarse como residencias, colegios mayores y pisos compartidos.

Residencias y colegios mayores

Son como una especie de hotel para estudiantes. Duermes allí, y puedes comer allí (lo típico es tener pensión completa). Para lavar tu ropa habrá una sala de lavadoras, o incluso puede haber un servicio de lavandería donde les dejas una bolsa de ropa sucia y te devuelven la ropa limpia y planchada.

Además, la mayoría de colegios mayores y algunas residencias organizan actividades que  te ayudarán a hacer un buen grupo de amigos. Esta opción facilita centrarse en el estudio y olvidarse de las tareas domésticas.

Piso Compartido

Una de las grandes diferencias es que en un piso nadie te pone reglas. O mejor dicho, las reglas son las que tú mismo te impones y las que acuerdas con tus compañeros.

Puede parecer muy chulo, pero es también una gran responsabilidad. Nadie te va a decir a qué hora tienes que estar en casa, pero nadie te va a lavar los platos. Y no siempre es fácil ponerte de acuerdo con tus compañeros. En un piso hay muchas más cosas sobre las que estar en desacuerdo que en una habitación en una residencia.

Uno de los temas que más problemas suele ocasionar es la limpieza. ¿Quién va a limpiar la taza del váter, y con qué frecuencia. ¿Los platos sucios hay que lavarlos inmediatamente, o vale dejarlos para “mañana”? Otra fuente de discusión que surge a menudo es el dinero. En un piso hay gastos comunes. Además del alquiler, está la calefacción, el Internet, los productos de limpieza y más cosas. Basta que una persona no pague a tiempo, contribuya menos, o consuma más que los demás y la bronca está servida.

Dicho esto, si fuera imposible vivir feliz en un piso compartido nadie lo haría. Eso sí, requiere una gran responsabilidad y capacidad de compromiso de tu parte, y también de tus compañeros de piso.

Aprenderás mucho acerca de la convivencia, quizás más que en una residencia, y la independencia que da puede ser muy gratificante. Pero si puedes, sobre todo el primero año, resulta más cómodo y sencillo vivir en una residencia o colegio mayor.

Ventajas de una residencia universitaria

Llanos Salar y Luis Martín, dos estudiantes que han vivido en una residencia, valoran esta opción de alojamiento universitaria por:

La convivencia. Estudiar con más compañeros te motiva y alegra el día a día.

La comodidad para alcanzarlos los objetivos universitarios. No te preocupas por cocinar o limpiar la habitación.

La cercanía a la Universidad. Las residencias suelen estar al lado de las universidades y centros de estudio y cuentan con buenas comunicaciones para ahorrar tiempo y dinero.

Las instalaciones. Suelen ser modernas y cómodas, con salas de estudio, biblioteca, gimnasio, y espacios de descanso para disfrutar con otros estudiantes.

Mixta. Chicos y chicas en una residencia crean un clima de familia, donde compartes inquietudes y experiencias de la vida universitaria.

Ventajas de un piso

El principal motivo por el que los estudiantes se decantan por un piso compartido es por el precio. En general es más económico que cualquier otra opción, pero requiere compromiso. Ana Galán, titulada en Periodismo y Derecho, destaca de esta experiencia que:

Valoras más las cosas que tenías en casa de tus padres. La comida, el orden, la limpieza. ¿Quién se podía imaginar que ibas a echar tanto de menos las lentejas de tu madre?

Aprendes a programar tu vida y maduras. Viviendo en un piso tienes que encargarte de las tareas de limpieza y cocina cada día. Por lo tanto, además de la responsabilidad de la vida estudiantil, soportas la responsabilidad de convivir con personas que no son tu familia, y eso te hace madurar.

La libertad. Hacer lo que quieres cuando quieres es también algo muy bueno de vivir fuera de casa. Los límites los marcas tú junto a tus compañeros de piso.

Cómo conseguir el alojamiento de tus sueños

Sea tu preferencia vivir en un piso, residencia o colegio mayor, ¡busca temprano! Es habitual que los estudiantes dejen para julio, incluso septiembre la búsqueda de alojamiento, pero para esa fecha puede ser demasiado tarde.

Si necesitas buscar alojamiento para estudiar, visita dondememeto.com, buscador de alojamiento para universitarios

Para algunos estudiantes la decisión de estudiar fuera es tan sencilla como que la mejor universidad para su carrera no es la que les pilla al lado de casa. Otros salen fuera buscando una mayor aventura. Sea cual sea tu motivo, puedes estar seguro de que vivir fuera de casa te va a enseñar muchas cosas y enriquecerá tu experiencia universitaria de mil maneras. Pero como cualquier aventurero, antes de comenzar el viaje debes prepararte bien y es en Finques Bou donde podemos aconsejarte, según tu necesidades y presupuesto.

Empieza a hacer tu propio camino nosotros te ayudamos a vivirlo, Finques Bou 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies