Oportunidades de inversión a tu alcance

Las 3 grandes oportunidades de inversión a tu alcance

Cuando tienes razón, tienes razón. Contar con una propiedad arrendada te asegura un flujo de efectivo todos los meses que te desahogará en tu día a día.

¿Estás pensando en empezar a invertir en el sector inmobiliario y se ha ocurrido que comprar para alquilar puede ser una buena oportunidad?

Y como se suele decir, lo bueno que tiene invertir en el sector inmobiliario es que todo el mundo necesita una casa para vivir… y que en el caso de que no encuentres un arrendador puedes venderla y recuperar la inversión.

¿Nos ponemos manos a la obra?

En este post descubrirás las tres opciones de inversión que están a tu disposición —y cómo se ha quedado la situación después del COVID—.

¿Por qué invertir parte de tus ahorros?

Antes de hablar siquiera de por qué es una buena opción invertir en el sector inmobiliario, quiero que hablemos de por qué es interesante invertir en general.

Seguro que has escuchado hablar de la inflación, ¿pero tienes claro qué efectos tiene en tu ahorro?

A medida que la inflación sube —y siempre acaba subiendo—, tu dinero pierde valor. Por ello invertirlo y conseguir una rentabilidad es una de las mejores opciones a tu alcance para protegerlo y, si puedes, rentabilizarlo todavía más.

Invertir en el sector inmobiliario: ¿por qué el alquiler?

Ahora que las circunstancias son más inciertas que nunca, invertir en alquiler es una de las opciones menos arriesgadas.

Si compras una vivienda para revenderla en el futuro, este nuevo escenario puede condicionar la futura revalorización.

Sin embargo, cuando se trata de comprar para alquilar el escenario cambia. Pase lo que pase, tendrás un activo que podrás vender para recuperar la inversión en cualquier momento y además puedes jugar con diferentes precios para mantener ese flujo.

De hecho, como te contamos a principios de esta semana en las tendencias del sector inmobiliario para 2021, esperamos un auge todavía mayor de los contratos de alquiler en el próximo año.

Así que ahora que esto ha quedado claro, la siguiente pregunta es: ¿qué opciones hay para invertir en alquiler?

Sigue leyendo para descubrirlas.

Las tres opciones de inversión en rentas a tu disposición

¿Sigues por aquí? Eso significa que sí o sí quieres encontrar esta oportunidad. ¡Perfecto! Entonces vamos a ver cómo lo puedes hacer para tener resultados.

  • Comprar una vivienda para alquilarla al completo.
  • Comprar una vivienda para alquilarla por habitaciones.
  • Comprar una vivienda para realizar alquiler turístico.

Como punto de partida, estas tres ideas son de lo más interesantes a la hora de trabajar, pero ¿cómo puedes sacarles partido de verdad?

Comprar para alquilar

Estoy convencido de que esta te la conoces bien. Para bien o para mal es la estructura que se ha usado desde hace muchísimo tiempo.

Después de haber leído esta frase, habrás pensado que «si tantas personas la utilizan, algo bueno debe de tener», ¿verdad?

Eso es así.

La seguridad de lo conocido. La tranquilidad de entender que estás pisando terreno familiar. Sin embargo, es la opción menos interesante a nivel de rentabilidad.

¿Por qué?

Porque como solo contarás con un contrato de alquiler, de alguna manera estarás limitado por él y atado al mismo durante, por lo menos, 5 años.

No parece el mejor escenario posible, ¿verdad?

Comprar para alquilar por habitaciones

De todas las alternativas que existen, esta es una de las más interesantes y la que probablemente ni siquiera te hayas planteado.

Porque dime la verdad, lo del alquiler turístico sí que se te ha pasado por la cabeza. Sobre todo si tienes un conocido que esté sacando pasta por un tubo —ahora con la que está cayendo se le ha acabado un poco el chollo—.

Sin embargo, aunque este tipo de arrendamiento sea menos lucrativo que el turístico, es mucho más estable.

Arrendarás cada habitación por separado a una persona particular y firmarás con ellos un tiempo de estancia mínimo para asegurarte con ello un flujo constante de efectivo.

Para este tipo de propuesta necesitas buscar a dos perfiles muy concretos de inquilinos:

  • Personas que acaben de entrar en el mundo laboral y cuyo sueldo todavía no les permita una vivienda en solitario.
  • Estudiantes que se mudan de otras ciudades para atender a la Universidad.

¿Lo mejor? Ambos tipos de arrendadores son muy solventes y, sobre todo, con índices de morosidad muy pequeños.

Comprar para alquiler turístico

Es muy parecido al caso anterior, pero con algunas particularidades. En lugar de alquilárselo a personas para vivir allí, lo que buscaremos será una rotación muy rápida.

Básicamente, personas que quieran pasar un fin de semana o unos pocos días en el lugar y que les podamos cobrar como unas vacaciones.

Es la más lucrativa.

¿El problema? Lo sabes. En la actualidad está complicado garantizar que será un método rentable.

Con todo lo relacionado con el coronavirus nadie sabe cuándo volverá a ser rentable. ¿Lo bueno? Que en cualquier momento puedes cambiar esta estrategia por una más de alquiler por habitaciones y quitarte de problemas.

De hecho, lo que te podemos recomendar es que aproveches este momento en el que los precios están cayendo para encontrar una oportunidad rentable.

Échale un ojo a nuestro buscador y seguro que te sorprendes. Este es el momento. ¡Pero no te he dicho nada!

CONTACTO

 Carrer Balmes, 44, 2n 2a (Consell de Cent) 08007 Barcelona

 934 87 51 51

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies