Errores al poner en alquiler una vivienda que debes evitar

Errores al poner en alquiler una vivienda que debes evitar

Todo el mundo que quiere alquilar una vivienda quiere tener unos inquilinos perfectos y evitar problemas en el contrato.

Conseguir estas cosas es más fácil de lo que parece, en especial, si conocemos los errores al poner en alquiler una vivienda que debes evitar. Y es que conocer los consejos que te ayuden a eliminar estos problemas aumentarán tus posibilidades de poner en alquiler tu vivienda, pero sobre todo, en las condiciones que tú quieras.

Errores al poner en alquiler una vivienda que comete mucha gente.

Evitar la falta de información puede ayudarnos a tomar mejores decisiones. Y es que muchas veces cometemos errores que podemos solucionar consultando y analizando un poco las cosas antes de hacerlas. En especial, las cosas importantes como la vivienda y todo lo relacionado con ella, como el alquiler o la compra, requiere de un análisis previo de la situación para tomar la decisión que mejor nos convenga.

Para ello no hay nada como hacer caso al viejo refrán de «escarmentar en cabeza ajena es cosa barata y buena». Y es que si prestamos atención a las cosas malas que hacen otros dueños que ponen en alquiler sus propiedades podemos extraer una información interesante para no cometer sus errores. Otros sí, pero no los mismos.

Ser rápido, pero prudente al mismo tiempo.

Una de las primeras cosas que debemos saber cuándo hacemos operaciones inmobiliarias y estamos buscando firmar un contrato de alquiler es que a veces debemos actuar con rapidez. Ojo, es importante no confundir rapidez con aceptar las condiciones y la primera oferta que nos haga un cliente. No se trata de ser muy rápido, pero tampoco muy lento. Esto lo podemos ver claramente en el mercado inmobiliario y la publicidad ya que la demanda excede a la oferta.

En portales de inmobiliarias así como la televisión y otros medios de comunicación tradicionales las ofertas de compra y alquiler rotan mucho y apenas duran unas horas. Esto quiere decir que la oferta es poca y la demanda es mucha por lo que si queremos que nos alquilen debemos ser rápidos en aceptar ofertas y si tenemos una buena oportunidad no podemos dejarla escapar.

Eso sí, para ello debemos hacer una primera criba para seleccionar si merece la pena invertir en ese alquiler. Los expertos recomiendan acudir a profesionales en busca de consejo y soporte para que nos informen de la situación. Así, podremos valorar una oferta rápidamente sin temor a perderla. Y es que los agentes inmobiliarios trabajan cada día en un sector que se conocen al dedillo por lo que nos podrán dar una opinión objetiva y justa.

Tener en cuenta cuándo y cómo alquilamos.

Como dueños debemos pensar que estamos en un momento favorable para el alquiler, pero al mismo tiempo es un periodo voluble debido a los cambios de gobierno. En concreto, los arrendadores están en pie de guerra por la llamada ley alquileres del mercado inmobiliario. Y es que si queremos poner en alquiler nuestra casa debemos tener cuenta varias cosas, una de ellas es el momento en que pongamos la vivienda o propiedad en alquiler y otra es cómo queremos hacerlo.

Un ejemplo típico es poner la vivienda en alquiler para estudiantes unos meses antes de que comiencen los exámenes. Lo normal es tener nuestra propiedad para alquilar preparada para jugar con un poco de margen, y por supuesto, alquilarla para estudiantes. Lo que queremos decir es que si el curso comienza en septiembre no podemos ponerla en alquiler en agosto o julio, como muy tarde debemos tener ofertas ya a finales del curso, es decir, entre mayo y junio debemos tener tomada una decisión y eso implica alquilarla antes.

Lo mismo sucede con el alquiler vacacional, si queremos que nuestra propiedad sea alquilada los meses de verano lo mejor es tener cubierta la casa cuatro meses antes de que llegue el verano. Otra recomendación es tener una lista de espera por si acaso tenemos problemas con el inquilino.

Otro tema importante es saber a quién le vamos a alquilar el piso y cómo lo vamos a hacer. Antes hablábamos de los estudiantes, pero igual nos interesa alquilarlo a una familia. O puede que nos interese una pareja, el caso es conocer nuestro inquilino ideal e intentar encontrarlo.

Busca al inquilino deseado en el sitio correcto

Conseguir un inquilino perfecto es difícil, pero ni mucho menos imposible. Eso sí, tenemos que saber dónde buscarlo no vayamos a hacerlo en el lugar equivocado. Es decir, si queremos estudiantes los buscaremos en portales como la universidad, publicaremos ofertas cerca del campus y contactaremos con amigos y gente relacionada con universitarios y jóvenes. Esto es aplicable que si buscamos otro perfil más adulto, por ello debemos hacer un pequeño estudio y no pensar que si publicamos ofertas en un solo sitio y menos si es generalista vamos a conseguir un inquilino adecuado.

Nuestro consejo es haz ofertas en diferentes lugares, ten clara tus prioridades y busca el perfil de inquilino que quieres en donde está. Acude a plataformas de anuncios o una inmobiliaria, ellos te podrán aconsejar mejor. En todo caso, merece la pena invertir tiempo y dinero en encontrar a la persona que va a pagar las facturas y el alquiler de tu vivienda durante el  tiempo, que casi seguro serán unos años, que dure el contrato. Por lo que ya sabes, busca al inquilino según sus intereses y no pienses que por poner unos anuncios él va a llegar a ti.

Sé previsor, contrata un seguro.

Hoy en día con los problemas que hay a la hora de alquilar es necesario cubrirse las espaldas. Por ello, lo mejor es contar con un seguro de alquiler. Y es que en caso de desperfectos, averías o mantenimiento debemos dejar establecidas las condiciones en el contrato. Sin embargo, ciertas cuestiones como los aparatos, las obras y reformas y el estado del piso pueden ocasionarnos verdaderos quebraderos de cabeza al acabar el contrato.

Lo mejor es dejar todo por escrito y además contratar un seguro de alquiler. Así, en caso de que el inquilino se niegue o ponga problemas podrás hacer una recomendación en condiciones. La lista de consejos no se acaba aquí, nos quedan otros cinco que te aconsejamos les prestes atención. Aquí van:

  • Revisa el contrato. No pienses que son todos iguales. Las cosas cambian al igual que las leyes por lo que es clave asegurarse que la duración del tiempo y las condiciones son las que queremos.
  • Define claramente las condiciones. Ya te lo medio advertimos un poco más arriba. Pero en serio, asegúrate de cerrar detalles como quién paga los desperfectos de los electrodomésticos o cuánto es lo que hay que pagar de luz y otros servicios y cómo aumenta su precio cada año.
  • Ten la documentación siempre a mano. Esto evitará dos cosas, tener que buscarla y ahorrarás tiempo para aceptar ofertas y tener que estar pendientes de las visitas.
  • Infórmate y conoce el mercado. Los precios varían de un año a otro, incluso en ocasiones de temporada en temporada. Por ello, es necesario estar pendiente del precio de las viviendas de los alrededores para negociar con ventaja y no perder ofertas que podrían ser para nosotros.

Y eso son los 10 consejos que esperamos os sirvan para poner en alquiler vuestra vivienda y conseguir la mejor oferta e inquilino. Como siempre os aconsejamos hacer estos trámites con expertos del sector ya que hay más posibilidades de conseguir el inquilino perfecto. En Finques Bou os garantizamos independencia en las operaciones y un trato de confianza y humano para que quedes contento con nuestros servicios.

Si os ha gustado este artículo no dudéis en compartirlo en las redes sociales o dejarnos un comentario en caso de dudas. En nuestro Blog de Actualidad, tenemos información actualizada sobre el sector de la vivienda para que sigáis conociendo todo lo que pasa en el mundillo inmobiliario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies